¿Es posible desgravar el seguro médico?

Por norma general los seguros medicos no su deducibles; la mayoría de los seguros de salud, desde los más básicos hasta los mejores, no desgravan, puesto que para los particulares se consideran un complemento voluntario a todas las coberturas que ofrece el sistema público español.
La buena noticia es que existen numerosas excepciones en la norma, por lo cual el seguro de salud puede sumar a las suyas ventajas una más, en este caso económica, siempre que se den una serie de circunstancias.

¿Qué beneficios fiscales tienen los seguros de salud?

Deducción de seguros de salud para autónomos
Es posible la deducción del seguro médico para autónomos? La legislación recoge que la póliza de salud es un gasto deducible en la declaración del Impuesto de Renta de las Personas Físicas (IRPF), por lo cual los autónomos que cuenten con un seguro de salud podrán aprovecharse de importantes beneficios fiscales.

Límites y condiciones

  • Los trabajadores por cuenta propia tienen dos opciones para desgravar el seguro médico en la declaración en la IRPF: en un solo pago o en varios fraccionados, a través del modelo 130.
  • Por otro lado, si se quiere acceder a la deducción se tiene que estar contemplado en régimen de estimación directa, modalidad de declaración en la cual se tiene en cuenta la rentabilidad obtenida: los ingresos reales por año.
  • En cuanto a la manera de realizar la declaración, si el seguro de salud para autónomos te aparece como rendimiento de actividades económicas en estimación objetiva, te lo deducen automáticamente. En caso de que te lo incluyan en rendimiento de actividades económicas en estimación directa tendrás que rellenar la casilla 200, prima de seguro, puesto que son los gastos fiscalmente deducibles.
  • Hay que destacar, además, que no solo el autónomo puede desgravarse el 100% de la póliza médica, sino su entorno más próximo (tanto su cónyuge como los hijos menores de 25 años que no lleguen a unos ingresos mínimos y residan en el domicilio familiar).
  • Si queréis saber cuánto desgravan los seguros médicos, el límite de desgravación es de 500 euros por cada persona de la familia, aunque asciende a 1.500 en caso de que alguno de ellos tenga una discapacidad.

¿Puedo desgravar el seguro médico como empleado?

Seguimos, porque no solo se puede desgravar seguro médico privado como autónomo. En el sector laboral, los seguros colectivos de salud suponen una importante ventaja fiscal para las compañías, que pueden deducirse todo el capital que destinen a pagar el seguro a sus trabajadores porque tributa por el Impuesto sobre sociedades.

Esto repercute a su vez en buenas noticias económicas para el empleado, puesto que si recibe la póliza médica como parte de su salario no se considera rendimiento del trabajo… así que está exento de tributarla y esto le permite ahorrar.
No solo a él, sino a su cónyuge y sus hijos menores de 25 años -en las condiciones que antes explicábamos-. El límite también se establece en 500 euros por persona, aunque si la prima pasa de esta cantidad, el dinero que la supere tributará como rendimiento en especie.

Ejemplo del beneficio fiscal para el trabajador por cuenta ajena:  Suponemos que un empleado gana 18.000 euros anuales, de los cuales 450 vienen en forma de pago del seguro médico. En la declaración de la renta los rendimientos del trabajo serán de 17.550, por lo cual la Agencia Tributaria tendrá en cuenta esta cifra en la hora de aplicar los impuestos que correspondan.

¿Como particular puedo deducir el seguro de salud en el IRPF?

No, en ningún caso un particular puede deducir seguro médico privado en el Impuesto de Renta de las Personas Físicas. Solo puede hacerlo en los casos que dijimos, si es autónomo o si trabaja por cuenta ajena y su empresa contrata para él una póliza de salud.
En caso de que podamos hacerlo, habremos también de considerar las diferencias existentes en cada comunidad autónoma respecto a la regulación fiscal y la desgravación del seguro médico, por lo cual si tenéis dudas os recomendamos consultar a la Agencia Tributaria o a un gestor para informarnos sobre la ley imperante en nuestra región.

→ Qué otros seguros se pueden desgravar en la renta?
Las deducciones de los seguros de salud no son las únicas que puedes desgravar en el Impuesto de las Personas Físicas.

Hay otros productos que pueden desgravarse, siempre que se den unas determinadas condiciones:

  • Seguro de hogar: en caso de que esté vinculado a una hipoteca, se tenga la vivienda arrendada o se sea autónomo
  • Seguro de coche: si se es trabajador por cuenta propia y el producto asegurador esté relacionado con la actividad profesional que ejerce (imaginamos, por ejemplo, el caso de un taxista, un chófer o un repartidor)
  • Seguro de vida: si la persona es autónoma o si está vinculada a un plan de ahorro o una hipoteca; o el seguro de impago de alquiler.

Información facilitada por Generali.

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.